Buscar
  • Kathia Cabello

Los límites los pones tú

Has escuchado la frase “La vida te pone obstáculos, pero los límites los pones tú “Yo en muchas ocasiones y puedo decir que es muy cierta..


¿Cuántas veces tenemos la puerta delante de nosotros pero la dejamos cerrada? me dirán claro que he intentado de todo, la empujamos, la golpeamos, pero el punto es que no la abrimos. Pensamos que tiene llave, doble seguro y alarma, hemos intentado las cosas más complicadas; pero muchas veces solo con jalar de la manija es suficiente.


Tomemos unos segundo para respirar y pensar en algunos situaciones que nos causen conflicto; (llego tarde, o mas fuerte no logro encontrar esa emoción en mis días)¿Cómo las han tratado de resolverlo?

Si se percatan hacemos lo mismo queriendo obtener resultados diferentes y cuando no sale como esperábamos, lo primero es pensar no me sale, la vida me dice que no o alguno que otro pensamiento fatalista, que nos lleva a ser víctimas de nosotros mismos.


Es claro que a la mayoría no nos han enseñado a ver diferentes perspectivas, si no que en lo primero que pensamos cuándo se presenta un obstáculo es rendirnos o victimizarnos. Me detengo aquí porque quiero aclarar que no critico a nadie, yo también he pasado por esa situaciones, de decir ya lo intente pero no salen las cosas (muchas veces),ya escuché a los demás pero sigo igual,, no dejamos la opción de pensar en cosas nuevas, ya que estamos encerrado en en el problema grande o pequeño, que se nos nubla en pensamiento.


La clave y el primer paso es la actitud con la que manejas el obstáculo.

Estando triste o enojada no significa que la vida cambiará; si esta bien sentir esas emociones, es algo que te ayuda a distinguir las situaciones, momentos, a vivir diferentes cosas en la vida, te dicen que estas vivo.

Pero sí comenzamos a ver otro panorama y tomarnos las cosas como van saliendo, a sacar el mejor provecho; tal vez llegue la solución.


El segundo paso es no solo intentar, tenemos que ir por más, de buscar hasta encontrar. Tal vez no obtendrás exactamente lo que buscas pero sé que llega algo mejor. Confía en ti, confía en que tienes las herramientas y que otras se irán aprendiendo en el camino.

Porque aparte de lo que se obtiene, habrás vivido diferentes experiencias, en las cuales siempre se aprende.

Y tercer paso es ser constante.

La constancia es algo que debe estar en nuestra vida, es lo que nos llevará a lograr lo que nos propongamos, a no dejar las cosas solo porque vemos que no están saliendo en ese momento, es brincar, dar ese paso sobre el problema y resolverlo, es cumplir lo que anhelas.


Permítete cometer errores, la vida no vino con un manual, a veces caerás, otras estarás en la cima. Lo importante es la manera de vivir, de aprender, de ver las cosas y de solucionar.


Sé la mejor versión de ti mismo.





16 vistas

©2020  Aria Image Consulting Agency